RE INVENTANDO MI VIDA


Estaba leyendo un libro escrito por Carol Orsborn, Ph.D,  Senior Strategist y una de las columnistas del sitio para mujeres de 50 años y más: www.Vibrant Nations.com Ella habla de la capacidad de resiliencia que tenemos los humanos. Me parecio muy poderosa esa idea de ser resiliente, de volver a surgir luego de algún problema. Como es frecuente en mí luego de leer algo que me pone a pensar, me levanté con la frase de esta escritora en mente y durante mi caminata matutina dando vueltas por el corredor de nuestra casa-finca,  me puse a contemplar el guadual que queda a pocos metros, a escuchar los pájaros y a meditar/caminar. De repente se me vinieron una cascada de recuerdos sobre cómo llegamos a vivir a la finca… los retos económicos que nos llevaron a tomar la decisión de ser «gente del campo» luego de haber sido recalcitrantemente citadinos durante toda la vida; las consecuencias  de pasar de tener una gran casa en un conjunto residencial campestre con Jacuzzi y bar abierto a vivir en una finca con perros y lodo y plomería caprichosa; las consecuencias físicas y emocionales de sentirse de repente  en  otro mundo… todo esto me hizo contemplar de nuevo el concepto de lo resiliente y de lo mucho que lo he sido. Y entre más musitaba sobre el asunto, más me daba cuenta de que la resiliencia es la clave de la felicidad. O, más que la resiliencia, la re-invención. He tenido que re-inventarme a mí misma muchas veces (cuando me casé, con cada una de mis tres hijas, cada vez que cambié de país/ciudad/barrio/trabajo, etc.), y creo que nos pasa a todos. Llegué a la conclusión de que los humanos somos como una especie de resorte, y que la capacidad de resiliencia es la habilidad que tenemos de volver a surgir después de que nos ha caído un enorme peso encima. En ese momento solté una estruendosa carcajada. La imagen de mí misma como un resorte gigante, fuerte, resistente y resiliente, me hizo sentir muy bien. Soy un gran resorte  y supongo que algunas veces necesitaré aceitar el resorte para que la respuesta sea más rápida  pero nada podrá aplastarme.

Publicado por Olga Lucía Vélez Sierra

Soy Orientadora Familar, Licenciada en Montessori y he trabajado con niños y niñas durante toda mi vida profesional. Me encanta cocinar, leer, escribir, admirar lo bello del mundo y compartir todo lo anterior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: