ESPEJITO, ESPEJITO…


Me encanta el blog de Ronna Detrick. Es una mujer que habla de frente, sin censuras ni tapujos sobre temas de mujer. Voy a tratar de resumir lo que dice en uno de sus escritos en donde habla de las inseguridades femeninas. Si quieren leer el texto original, visiten su pagina http://www.ronnadetrick.com

Cuenta que estuvo almorzando con una mujer sensacional. Una virtuosa, llena de cualidades pero tambien llena de temores. No se cree bonita, ni inteligente ni cree que vale la pena.  Suena familiar ¿verdad?

La honesta a verdad es que esto nos ha pasado a todas.  En la vida nos encontramos con maestros, padres, amigos, amigas bien intencionadas ( ?) que nos dicen que no somos lo suficientemente flacas, preparadas, altas, que no sabemos la lección, que la cartelera es fea, que comemos mucho o no lo suficiente. Y así, poco a poco vamos sumando las criticas destructivas, las burlas, los rechazos y  nace nuestra inseguridad. No importa que despues encontremos muchísimas personas que nos halaguen, feliciten y  admiren, el daño está hecho y simplemente ya no sabemos aceptar esa retroalimentación positiva.  Creamos un abismo enooormeee entre cómo nos vemos a nosotras mismas y cómo nos perciben los demás y somos tan inseguras y necesitamos tanto sentirnos aceptadas que empezamos a depender de la opinión de los otros hasta para las cosas más sencillas. Con frecuencia preguntamos a amigos, novios, maridos, hermanas amigas : ¿ Cómo me veo?  ¿ esto si me queda bien? ¿ y tu si me quieres?. No importa lo que nos digan, nunca estamos satisfechas con la respuesta.

Añadido a lo anterior,  nos ponemos unos parámetros de comparación que no son reales (Natalia Paris, Carolina Cruz). El espejo en el que nos miremos no debe reflejar lo de afuera, no lo pongamos mirando a los demás.  Tenemos que aprender a depender de nuestro poder, de lo que tenemos por dentro. cuando oigamos esas voces que nos dicen que no somos lo suficientemente buenas y que nos alborotan esos horribles sentimientos de rechazo y  angustia digamos con voz fuerte y clara que se callen, que ya basta, que ya es suficiente. Mandémoslas a que se sienten en la banca de atrás. que sepan que ya no son los protagonistas. El mando y el micrófono ahora está en manos de las otras voces que nos gritan: Sí puedes. Eres mas que suficiente. Eres poderosa, Eres hermosa. y siempre los has sido.

Digamos: ¨Suficiente. Estoy harta de hombres pequeños. Me cansé de estar escondida. ya me jarté de correr y de huir. Nadie podrá destrozar mi corazón, silenciarlo, o apagarlo. Busco relaciones que me nutran. me apoyo en mi propia verdad en mi belleza y poder interior¨

Estás tu lista? Despierta. Siéntate. Párate. es hora de decir, “suficiente.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: