QUIEN FUE MARIA MONTESSORI?


Hemos hablado de las piedras angulares del método Montessori  pero me parece importante que sepan quien está detrás de todo eso.

María Montessori nacio en  Italia en 1870 en el seno de una familia burguesa católica y falleció  a los 81 años en holanda.  Su padre Alessandro Montessori era militar de profesión y muy estricto y no estaba de acuerdo con que estudiara algo diferente a ser maestra,  pero ella tenía otros planes:   a los 14 años estudio ingenieria, luego biologia y por último fue aceptada en la Facultad de Medicina, se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia. Más tarde, también estudió antropologia  y obtuvo un doctorado en filosofia . Es contemporánea de Freud y desarrolló su propia clasificación de enfermedades mentales.

Entre 1898 y 1900 trabajó con niños considerados mentalmente perturbados. Observó que eran capaces y   que, a pesar de tener sus capacidades disminuidas si se les daba el material y el estimulo adecuados,  podían s desarrollar sus potencialidades y aprender a valerse por si mismos  sin representar una carga para otros . Observó cómo estos niños “ineducables” estaban  jugando con  la comida, porque no había ningún objeto más en el cuarto. Vio que no se las comían, sino que las miraban, las tocaban, las manipulaban y se dio cuenta de que lo necesitaban eran objetos para manipular, porque el ser humano tiene la necesidad de ser activo,  de participar en el desarrollo de su inteligencia y en la construcción de su personalidad. Identificó que el niño cuenta con los periodos sensitivos y la mente absorbente parar aprender y aprehender todo lo que hay a su alrededor y construyó materiales que respondieran  a estas necesidades. La doctora Montessori basó su filosofía  en el amor y el  respeto, la libertad con responsabilidad, con límites y estructura. Aprendió a  valorar el niño, a tener confianza en él.  aprendió a  conocer y a responder a las necesidades de los niños. diseñó un ambiente rico en experiencias positivas  del cual pudieran aprender
Una vez expuestos al material,  observó que  los niños se concentraban y repetían el ejercicio muchísimas veces, tantas como fueran necesarias para extraer todo lo que pudieran aprender de ese material. Vió que  los juguetes no les atraían y que solo los usaban en ratos de ocio y que los niños derivaban una enorme satisfacción de realizar solos su trabajo y aprendían con interés y entusiasmo. Notó que se mostraban indiferentes a los premios y a los castigos pues les bastaba la satisfacción del trabajo realizado.
Poco a poco los niños rebeldes, se volvieron amables, respetuosos. En vez de imponerles reglas arbitrarias y llevarles la cabeza de datos, les dejó libre su espíritu. Desde entonces,  las aulas Montessori son lugares en donde se desarrolla el niño con dignidad, libertad e independencia. Tienen  la libertad de ser activos y la responsabilidad de saber cómo usar esa libertad  porque en palabras de la dra Montessori:   “El niño necesita ser reconocido, respetado y ayudado. El niño es el padre del hombre.”
Espero que les hay gustado. En un próximo blog veremos con más detalle el área de vida práctica y los materiales correspondientes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: