PENA AJENA


¨Pena ajena¨  es ese sentimiento que nos embarga cuando presenciamos las metidas de pata de los otros. Cuando vemos , y no podemos hacer nada por evitarlo, que una persona la embarra. Pues hoy fui testigo /víctima de una de esas metidas de pata :  Como les parece que mandé , por encargo de mi esposo,  a reclamar unos papeles suyos a una oficina cualquiera . A los pocos momentos llamó mi secretaría y me pasó  a una doctora que estaba echando chispas. La doctora   llamó y descargó su enojo conmigo por algo que había hecho una señora Y,  su ex socia y se negó a entregarme  los papeles de mi esposo. Es importante anotar que yo nunca antes había hablado, ni visto a la doctora . En algun momento de la conversación le ofrecí disculpas por si la había importunado y le expliqué que sólo estaba haciéndole un favor a mi cónyugue.

-Por eso me separé, porque los maridos creen que bla, bla, bla bla-,  me dijo  bastante molesta . En este punto apagué mis oídos y esperé a que la señora  terminara la conversación que incluyó rajar de sus compañeros de oficina y los maridos.  Acto seguido llamé a mi esposo y le dije: -No me vuelvas a pedir que te haga esos favores tan malucos. No me vuelvas a mandar donde esa señora tan brava, no solo no me entregaron los papeles sino que salí regañada-. Para mi ese fue el punto final del cuento.

Pero por la tarde estaba en medio de una reunión cuando me pasaron una llamada de la señora Y.  ¿Cuál señora Y! Era la doctora haciendose pasar por la señora Y  y todo para pegarme  un regaño fuera de serie. Creo que nunca me habían dicho tan feo.  La emprendió contra mi, me dijo hasta de qué era la torta de mi primera comunión.   Habló pestes de la señora Y, de la cual valga la aclaración,  tampoco sé nada. No tengo velas en ese entierro. Le repetí una y mil veces que me encontraba en un sanduche en el nada tenía que ver pero la señora tenía una diarrea mental tan horrible que siguió botando sapos por la boca sin atender razones.

Tengo verguenza de género y hasta pesar pues estoy segura que en estos momentos tiene una pena conmigo que no va a poder dormir. Es más, creo que me convertí en su peor pesadilla y cuando le pregunten, dentro de muuuchooss años, cuál ha sido su peor metida de pata va a contestar : ¨-Uy qué pena con esa señora, no quiero ni acordarme-  y cubriendo la cara con sus manos dirá:  -como les parece que un dia llamé a una señora, la más decente, la más culta y sin razón yo ……

-Uy. Pena ajena-, dirán sus compañeros y añadirán : -Eesaass,  esas, sí son metidas de pata .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: