NO TENEMOS LA BOLA DE CRISTAL …


The Fortune Teller

Image by The National Archives UK via Flickr

Cualquiera que sea la relación que tiene con su pareja lo más probable es que en algún momento haya vivido una escena similar a esta:

ESCENA 1

La esposa tiene en su mente la velada perfecta:  llega El marido, amoroso, comentan los sucesos del día,  preparan la comida juntos, comen  y luego se sientan a disfrutar de su programa favorito en la televisión.  Cuando ella siente la llave en  la puerta sonríe esperando que entre su príncipe azul  y la salude con un beso, como es su costumbre,  pero lo que llega es un hombre cansado, malacaroso, odioso que a duras penas la saluda  y que  luego va y se  “tira” en el sofá a ver televisión dejándola a  sola preparando la cena.  De inmediato la esposa le da rienda suelta a su imaginación y se ve a sí misma como la pobre cenicienta, la victima. Furiosa decide no preparar nada sino sacar algo de la nevera  como para “salir del paso”. LLega la hora de la comida y cada uno se sienta en su esquina: el marido queda frustrado porque esperaba comer una suculenta cena para compensar las frustraciones el día y la esposa queda aburrida pues no obtuvo la velada de sus sueños. Comen de mala gana,  no hablan  y apenas acaban,  cada uno se va  a hacer cosas diferentes y ambos terminan mal el día.

ESCENA 2

El esposo recoge a su esposa en la oficina,  ella se monta al carro haciendo malacara,  escasamente saluda al marido y cualquier pregunta que éste le hace recibe un monosílabo por respuesta. Apenas llegan a la casa ella se queja de tener dolor de cabeza y se va  a acostar. El esposo se imagina muchas razones para que ella esté así que van desde que se le quemó una torta, hasta que peleo con el jefe  pero decide no “toriar el avispero” y esperar pues según su experiencia,   tarde o temprano se contenta sola.

Se preguntaran cuál de los dos obró bien. La respuesta es que  ambos están equivocados. En las dos situaciones el problema es  el mismo:  falta de comunicación.   Analicemos lo que ocurrió:

Escena 1   ¿Qué pasó?  Pues que ella no preguntó qué había sucedido sino que supuso que algo andaba mal y armó tremenda telenovela.  Y él no compartió con su esposa las frustraciones laborales que había tenido ese día y más bien se enconchó en sus problemas,  le dio la calladera. Esta actitud de los dos  permitió que una cosa de rutina que su hubiera solucionado con pocas palabras se convirtiera en una pelea innecesaria.

Escena 2 :  El marido prefirió hacerse el loco antes que preguntarle a su esposa qué le pasaba dizque por no  toriar el avispero y resulta que ella  lo que tenía era  miedo del resultado de una citología que le habían hecho y quería que su marido la mimara y la abrazar para sentirse segura pero como ni siquiera le contó al marido que le habían hecho el exámen, dejó todo a la imaginación de él.  El marido al no preguntar  y esperar que ella se contentara sola lo único que  logró fue  agravar la situación y todo por no hablar.

Es un error muy común pretender que nuestros esposas o esposos ADIVINEN nuestras necesidades, temores o deseos pues  la  verdad es que no tenemos bolas de cristal ni poderes adivinatorios que nos muestren lo que nuestras parejas están pidiendo, lo que esperan de nosotros. Para evitar malos entendido y peleas innecesarias lo mejor es  decir siempre de manera clara y específica qué es lo que deseamos y  lo que pretendemos, desde las cosas más sencillas como que queremos comer o que esperamos de regalo de cumpleaños hasta nuestros miedos, o los  logros y fracasos en el trabajo. Propongámonos desde hoy decir las cosas sin ambigüedades procurando siempre ser muy respetuosos de los sentimientos del otro para que  así que cada día podamos fortalecer más nuestra relación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: