ARREGLAR EL CLOSET MENTAL


Cuando se acerca el final  del año a mí me da ” la arregladera”. Me da por arreglar la casa, los escaparates, los negocios, mi vida toda. Y para lograrlo, busco en intenet fórmulas mágicas para hacer más, en menos tiempo; leo libros de recetas saludables en la cocina, en los negocios, en las relaciones; converso con la gente en busca de buenas ideas y hasta reciclo uno que otro concepto.
En esta búsqueda me topé con una frase de Billie Burke, famosa actriz norteamericana, que decía que  después de los 40 uno debía preocuparse más por ser joven que por tener una cara joven.  Me puse a analizar la frase, le eché cabeza y concluí que estoy completamente de acuerdo con ella pues al fin de cuentas ¿ qué nos ganamos con una cara templada y hermosa si tenemos  una  mente vieja y arrugada.?
Mmmm ” mente vieja y arrugada ”  que interesante metáfora… pensé, por supuesto, era MI metáfora. Me puse a meditar un poco sobre el  poder de la mente y las múltiples las teorías que hay,  desde científicas hasta metafísicas,  sobre este tema y todas, absolutamente todas,  están de acuerdo con que lo que pensamos nos define pues es allí, en nuestra mente, en donde empieza todo.  Y aunque la mayoría de las veces somos capaces de generar las ideas más fantásticas, sucede también, que muchas veces albergamos pensamientos limitantes.  El proceso es bien simple: La mente genera un pensamiento y el cuerpo lo recibe como una orden y actúa en consecuencia. Por ejemplo,  no importa si tenemos 20  ó 60 años, si pensamos que somos viejos, vamos a actuar como tales. Si pensamos que somos capaces de hacer algo, así será. Si por el contrario, pensamos que no podemos hacer algo, así será. La mente ordena y el cuerpo obedece sin chistar.

Tenemos el maravilloso regalo  de la vida y es nuestra obligación vivirla de la mejor manera posible. Es nuestra responsabilidad procurar ser felices y creativos y productivos. Creo que una manera de lograrlo es examinando con frecuencia lo que pensamos. Se me ocurre que podemos hacer  lo mismo que cuando arreglamos un closet:   Revisemos nuestros pensamientos y actitudes  para ver cuáles nos quedan estrechos, cuáles están pasados de moda, cuáles nos quedan grandes; cuales nos hacen sentir bien, cuáles nos hacen sentir fabulosos; cuáles nos hacen sentir viejos y cuales nos hacen sentir jóvenes. Luego, botemos a “la basura” los que no sirven, reemplacemos los pasados de moda, abramos espacio para los nuevos y novedosos, remendemos los muy los rotos, y definitivamente, usemos los que nos hacen sentir jóvenes y fabulosos. Estoy segura que si en el 2012 nos “vestimos” con nuestras mejores galas mentales, nos sentiremos muy bien y proyectaremos una imagen renovada que nos traerá grandes beneficios.

  A Ñ O  N U E V O,  P E N S A M I E N T O  N U E V O!!!

 

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Posted by luz helena on diciembre 6, 2011 at 9:58 pm

    si olguita a sertirnos jovenes y fabulosas pero te advierto joven todavia eres y fabulosa SIEMPRE,UN ABRAZO.

    Responder

  2. Posted by maricela on marzo 13, 2013 at 6:21 am

    Que buen texto…. me vino como anillo al dedo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: