AMIGOS IMAGINARIOS


Easter Bunny Hug

Easter Bunny Hug (Photo credit: Troy B Thompson)

Mi nieto Matías tiene varios amigos imaginarios: “Lady in the sky”, Mr smiley face y los “demobiteyous”. Hace poco aparecieron en su vida y ya he tenido la oportunidad de jugar con ellos, tal como lo hice con su madre y ”el capitán puky”.  La verdad, es que  se ha hablado muchísimo de los amigos imaginarios de los niños. Algunos dicen que los hijos únicos, que solamente conviven con adultos, son los más propensos a tener amigos imaginarios y los utilizan para llenar sus momentos de soledad. Otros afirman que los hijos mayores son los más predispuerstos a tener amigos imaginarios,  y otros, aseguran el fenómeno se da normalmente en los niños más sensibles, con mayor imaginación y fantasía.

Pero contrario a lo que muchos piensan la soledad no es la única razón para inventar compañías, algunos niños, con muchos hermanos también pueden tener ese amigo o ‘confidente invisible’. Pienso que se trata, de contar con alguien igual a mí, que es exclusivamente  mi amigo y siempre está listo y disponible para mí y lo que es mejor: ni me juzga ni me critica.

Jean Piaget dice que en esta etapa del desarrollo, el niño gradúa su capacidad para pensar simbólicamente.  Por esta razón ellos crean un mundo donde todo es posible, permitido y solucionado. Es la etapa del pensamiento mágico de los niños. El amigo imaginario puede ser un osito de peluche, un soldadito, cosas, animales. Son amigos que pasan a tener vida, a conversar, jugar y a pelear…

Las ventajas de ese amigo imaginario son muchas. Algunas serían que el niño puede:

Liberar sus sentimientos negativos pues desfogan sus frustraciones tirando los muñecos o pegándoles ( cuando estamos grandes y vamos donde un profesional para que nos ayude a manejar “las rabias”, nos sugieren pegarle a un cojín)

reforzar los sentimientos positivos pues pueden dar rienda suelta a su amor, besando y abrazando a su muñeco o peluche.

Proyectar sus peleas, sus miedos y disgustos y frustraciones frente de situaciones nuevas, como la dejar el pañal,  ir al jardín de infantes o   cambiar de casa.

Refuerzar la confianza en sí mismo pues en su “lógica”, si su amigo vence al mal, él también es capaz de hacerlo. Por lo tanto se sentirán invencibles, más fuertes, y capaces. Y eso mejora su auto-estima.

Desarrollar habilidades sociales porque aprenden a controlar mejor sus emociones.

Algunos estudios señalan que los niños que tienen amigos imaginarios serán más creativos cuando grandes y se inclinarán por diferentes expresiones del tipo artísticas como, a la poesía, la escritura y el arte en general.

Tener un amigo imaginario quiere decir que le gusta socializar y cuando no hay nadie disponible en la vida real, simplemente se lo inventa. Algunos estudios demuestran que los niños que lo tienen muestran mayor habilidad que los que no lo han tenido para observar las cosas desde la perspectiva de otros; incluso, sobresalen en las pruebas de lenguaje, juegan mejor y tienen más amigos.

Así que la próxima vez que vea a un niño de 2 ó 3 años jugando con su amigo imaginario, no se preocupe. Sientese junto a él y únase a la diversión!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: