Archive for 27 junio 2012

CONVIVENCIA PACÍFICA


Esculcando el cajón de mi nochero, encontré una “Joya  familiar” que quiero compartir con ustedes. Pero antes, los voy a poner en contexto: Resulta que cuando mis hijas estaban chiquitas de 12, 9 y 8 años, hubo momentos en los que se hizo dificil la convivencia. Yo alegaba por todo. La cantaleta, empezaba bien temprano y se extendía hasta muy tarde. Todos estabamos hartos pues a nadie le gusta alegar todo el dia, ni mucho menos que le aleguen todo el dia. Cansada de esta situación, nos reunimos los 5, hablamos, discutimos mucho rato sin llegar a ningún acuerdo. Decidí que había llegado el momento de ESCRIBIR LAS REGLAS pues a pesar de que las repetía mil veces al dia, no estabaN quedando claras. Le entregué un lápiz y un papel  y les pedí que escribieran aquello que más le molestaba. Al leer los resultados, lo que más molestaba  a mis hijas era que sus hermanas tomaran las cosas sin permiso, a mi esposo le molestaba que las niñas no saludaran y a mí me molestaba muchísimo que no ayudaran con el cuidado de la casa. 

Necesitabamos escribir las reglas de nuestra casa de manera clara, conciza y corta  y este fue el resultado:

Cuando llegues:                           ¡SALUDA!

 Cuando te vayas:                        ¡DESPIDETE!   

Cuando te llamen:                        ¡CONTESTA!

Cuando saques algo:                   ¡GUARDALO! 

 Cuando ensucies algo:                ¡ LAVALO!

Cuando hagas un reguero:            ¡SECALO!

Cuando ensucies algo:                 ¡LIMPIALO!

Cuando enciendas algo:              ¡APAGALO!

Cuando abras algo:                      ¡CIERRALO!

 Cuando necesites algo:               ¡DI POR FAVOR!

Cuando recibas algo:                   ¡DA LAS GRACIAS!

Cuando desarmes algo:               ¡ARMALO!

 Si no está dañado:                     ¡NO LO ARREGLES!

 Si no es tuyo:                              ¡NO LO COJAS!

Si pediste prestado:                     ¡DEVUELVE!

Si no sabes cómo funciona:        ¡PREGUNTA!

Si prometiste algo:                        ¡CUMPLE !

Si estás molesta:                            !DILO!

 

La verdad sea dicha, a nosotros nos funcionó. Impriminos una copia, la pegamos de la nevera y cuando sospechabamos que alguien iba  a cometer una infracción, comedidamente,  le pediamos que  leyera de nuevo las reglas para “repasarlas”.  Aún hoy, nos refrereimos a esas reglas para “resolver” diferencias. Espero las usen y sean de utilidad. Sigue leyendo

Anuncios