LA HISTORÍA DE CÓMO CONVERTÍ UN PROBLEMA EN UN PROYECTO


EL pasado 20 de abril, en este blog,  compartí con ustedes la terrible experiencia que tuve cuando una casa de mi propiedad quedó a merced de los habitantes de la calle. Les mostré la secuencia grafica del hecho, les abrí mi corazón y desnudé mi alma. Pues bien, hoy quiero mostrarles cómo un “problema”  lo convertí en un “proyecto” Ese día, después de tomar posesión de la casa y hacer los actos de “señorío” correspondientes,  el inspector me dijo: Doctora aquí le queda este problema. No sé que sentí pero toooda la BERRAQUERASigue leyendo “LA HISTORÍA DE CÓMO CONVERTÍ UN PROBLEMA EN UN PROYECTO”