Archive for the ‘DESDE EL CORAZON’ Category

UNA VIDA ENTRE KILOS


En estos días estaba en el gimnasio haciendo ejercicio y noté que una de las asistentes estaba muchísimo más delgada y como siempre quiero saber que hacen para adelgazar, le pregunté al instructor y me respondió: – Esa niña está tomando pastas para adelgazar. Le he dicho en todas las formas lo peligroso que es eso pero no hace caso- !Tantas veces hice lo mismo! Y al final, no valió la pena.

Quiero contarles mi historia con la esperanza de que alguien que esté haciendo esfuerzos desesperados por adelgazar, la lea y aprenda de los errores ajenos, de mis errores. Y los otros, los que no tiene sobre peso, aprendan que no siempre un gordo es un maleducado que no sabe controlar su apetito.

Empecé a ser consciente de que era “gordita” cuando tenía 5 años y la rectora del colegio, que me quería mucho, me puso el sobrenombre de mi bolito, esto sumado a las chanzas y burlas de “las niñas grandes”. Fui gorda a los 5, 6, 7, 9, 10… años y entonces adelgacé de cuerpo pero no de mente. En mi adolescencia tomé yodo para perder peso (compraba una onza de yodo y se lo echaba a una botella de coca cola), me sometí a masajes dolorosisismos, aguanté hambre, tomé litros de agua. Hoy admito que era delgada pero recuerdo sentirme gorda durante todos esos años.

Me casé a los 18 años, tuve mi primera hija y quedé en talla 12. Me pareció lo peor! Tomé grasilan, té bekunis, y cuanta cosa me decían para perder peso y lo logré. Bajé a talla 6 (mido 1.70). Luego nació mi segunda hija, que infortunadamente murió al poco tiempo de nacer. Quedé con unos kilos demás y me dediqué, tal vez para disimular mi enorme tristeza, a ir al gimnasio durante 4 horas diarias, solo comía carne asada con tomate verde y logré tener medidas de reina: 90, 59, 90.

Pronto, quedé embarazada de mi 3 hija y no subí mucho. Me fui a vivir a otro país y justo después de que mi bebe cumpliera el año, quedé embarazada de nuevo. Como todos mis anteriores partos habían sido por cesarea, me pronosticaron dificultades. Admito que durante este tiempo comí lo que no había comido en toda mi vida, al fin de cuentas ya me iba a morir. Durante este embarazo subí 40 libras! Después del embarazo probé de todo, hasta el hipnotismo, para bajar de peso y lo logré una vez más.

Estuve unos años más o menos estable pero siempre, siempre, sintiéndome gorda. A tal punto que seguí haciendo dietas: la de la mayo, la de la sopa de repollo, la de NO comer ni harinas, ni dulces, ni frutas. En el camino me encontré con médicos que me dijeron: usted tiene “reservas” para resistir 3 guerras; tuve otros que me vendieron “pasticas de colores” que me produjeron una depresión tan fuerte que llegaba a mi casa y me quedaba en el carro llorando por horas; otro médico me vendió “pastas del Brasil” que supuestamente eran naturales y que NATURALMENTE, me produjeron una angina de pecho y terminé hospitalizada. Cuando el endocrinolgo me contó que esas capsulas contenian valium, lasix, anfetaminas, hormonas tiroideas me quedé de una pieza. Casi que no recupero el sueño, me pasaba las noches arreglando los closets. En este último experimento bajé 12 kilos y quedé en talla 10 pero con el metabolismo vuelto mierda.

Actualmente, tengo un sobrepeso eeenoorme que, obviamente, afecta todo mi ser: el ser emocional porque mi autoestima es inversamente proporcional a los kilos que peso; el laboral porque hace 10 años que no consigo puesto; el estético porque es casi imposible conseguir ropa bonita, de moda, y grande… Casi todos días de mi vida me encuentro con alguien, bien intencionado por supuesto, que me recomienda el baypass gástrico, la mesoterapia, el aguita de toronja, agua de papa y rábanos licuados, entre otras cosas. Otros me dicen : pero tu eres una gordita linda, tierna y tienes forma! ; otros, no pueden disimular su disgusto: AYY pero como se ha dañado!! ¿Por qué se descuidó asi?

La verdad amigos es que NO me he descuidado, que sí me importa y que sigo intentándolo, pero esta vez, lo estoy haciendo sin atropellarme, sin violentar mi naturaleza, sin caer en las redes de los vendedores de ilusiones.  4  veces a la semana voy al gimnasio y un profesor, que es un profesional universitario, me dirige durante 2 horas una rutina de ejercicio pensada en mis necesidades; como poco pero de todo  y lo mas importante,  por el momento, me contento con estar “flaca por dentro” .

Reuniones entre amigas


Qué habrá más rico que tomarnos una taza de café  recien hecho en compañía de las hijas, de las hermanas o de las amigas?  Por qué será que ante cualquier cambio en nuestras vidas, bueno ó malo, corremos a buscarlas?  Por qué será que cuando nos encontramos con nuestras amigas, lapodemos hablar durante horas acerca de  amores y desamores, padres, hijos, recetas, remedios, chistes; con una facilidad increíble lloramos y nos reimos juntas. Todo es importante. Y todo lo compartimos.

Las bondades de tener amigas es bien sabido por todas. Pero ahora también lo dicen los resultados de una investigación en la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), llamado “Respuestas femeninas al estrés: cuidar y hacer amistades, no pelear o escapar”

Durante casi 50 años se creyó que ante una situación estresante nuestra respuesta biológica y natural era pelear o huir.  Pues en el estudio, se comprobó que estas actitudes son tipicamente masculinas, y que las mujeres reaccionamos en forma opuesta: o sea acercándonos a nuestras familias ,hijos y amigas.

Laura Cousino Klein, profesora de Salud Bioconductual en la Universidad de Pennsylvania e investigadora de la UCLA afirma que  “las mujeres reaccionan a las tensiones con una cascada de químicos cerebrales. El estrés las conduce a liberar oxitocina, una sustancia que modera la reacción de pelear y escapar y las inclina, por el contrario, a cuidar a sus hijos y a reunirse con otras mujeres. Así contrarrestan el estrés”. Klein explica que esta reacción calmante no se da en los hombres: “La elevada cantidad de testosterona que producen al estar bajo tensión reduce el efecto de la oxitocina. Todo esto explica, entonces, por qué ante una situación de estrés la mujer acude a otra mujer, y por qué esta charla es como un bálsamo que a su vez es fuente de salud. En cambio,  “Los hombres responden al estrés con hipertensión, comportamientos agresivos, abuso de alcohol o drogas”, asegura Shelley Taylor, otra autora del estudio.

Taylor añade que: “Este comportamiento femenino puede explicar por qué las mujeres viven siete años y medio más que los hombres”. Klein enumero un gran número de estudios en donde se demuestra que tener amigas  reduce el nivel de colesterol, la presión arterial alta y las afecciones cardíacas. Como también se demostró que quienes no tienen amigas presentan un mayor riesgo de muerte en un período de seis meses.

En el año  2000 en una investigación sobre “Redes sociales y calidad de vida” se demostró que entre “más amigas tenían las mujeres, tenían menos  probabilidades de volverse achacosas al envejecer y aumentaban su capacidad de disfrutar de la vida”. Y se concluyó que “no tener amistades cercanas o confidentes es tan dañino para la salud como el consumo de tabaco o el sobrepeso”.

Asi que la próxima vez que quieran salir con las amigas, reunirse a charlar y hablar de toodo  lo divino y de lo humano,  háganlo y con frecuencia que es por la salud de todos.

MUÑECOS DE AÑO VIEJO


Anoche mi esposo y yo le contábamos a nuestra hija cómo eran las navidades de nuestra niñez. Recordábamos que en la noche de navidad después de rezar “la novena del Niño Dios”, comíamos fritanga  y buñuelos y natilla. Los adultos brindaban y siempre lloraban… lloraban por los que no estaban y por los que faltarían el próximo año. La noche de año nuevo era igual. Oían el brindis del bohemio, lloraban porque no sabían qué les deparaba el futuro y se abrazaban y lloraban aún más. Las llamadas “alegres navidades” de alegres no tenían sino el título y a mí me aterraba la llegada de estas fiestas porque, de no ser por los regalos que recibía, era la peor época del año

Decidí entonces que MIS navidades serían diferentes, que me dejaría  contagiar de la alegría decembrina, que con cada tutaina aumentarían las ganas de sentirme bien. Empecé por revisar mi vida y  hacer ese famoso inventario del que tanto hablamos los los orientadores familiares y los psicólogos . El resultado, sin lugar a dudas, fue positivo. Es verdad que hubiera podido ser uno de los gemelos fantásticos y ser la dueña de la lámpara de Aladino (Ja ja ja ja). Quiero decir que por supuesto que las cosas hubieran podido ser mejores, pero también hubieran podido ser peores y ahí es donde hay que empezar a reconocer todo lo bueno que tenemos como personas y como familia.

Desde entonces Diciembre es mágico para mí y mi familia y quiero compartir esa magia con todo el mundo. Estas son algunas de las actividades que hacemos para mantener el espíritu de la magia:

Quemar el año viejo: Es una tradición en muchos lugares del mundo quemar el “año viejo”, y con él todo lo malo. Generalmente se trata de representar el “año viejo” con un muñeco de trapo. En Colombia es común que éste sea de gran tamaño y usualmente va relleno de pólvora y en los bolsillos del muñeco se guardan los papeles en los que todos han escrito su listado de cosas por quemar. Sin embargo, nosotros decidimos hacer algunos cambios. Para empezar, en lugar de un gran muñeco hacemos un muñeco pequeño por cada miembro de la familia hecho con papel y cartón paja y el cual NO lleva ningún tipo de pólvora. Cada persona escribe en su muñeco todo aquello que quiere “quemar”, dejar ir; la idea es que sea un ejercicio de catarsis.

Una vez quemado el muñeco, que representa el pasado, cada uno toma una matera pequeña llena de tierra y siembra allí semillas de flores o de hortalizas como símbolo de la esperanza. Esto representa el futuro, la esperanza, el optimismo y la fe.

POR SI DECIDEN HACER EL ENSAYO, AQUÍ ESTÁ EL PASO A PASO DE CÓMO HACER EL MUÑECO

MATERIALES: 3 Tubos de Carton, cinta de enmascarar, papel periódico

PASO 1: Cortar dos tubos por la mitad a lo largo y dejar el tercero intacto.

PASO 2: envolver con la cinta el extremo de dos de las mitades de carton que cortamos para hacer los brazos.

PASO 3: Fijar sobre el carton entero con cinta el brazo

Así se ve con los dos brazos, ahora seguimos con las piernas.

PASO 4: Fijar otra de las mitades con cinta sobre un costado, debajo de los brazos para hacer las piernas

PASO 5: Tomar el papel periódico y hacer una bola para la cabeza

Y listo! Así queda el muñeco completo. De aquí en adelante pueden darle un terminado en papel maché si quieren o dibujarle ojos y todo o simplemente dejarlo así. Deben dejar la parte de abajo descubierta para introducir ahí las notas de lo que quieren quemar. Hagan el ensayo en este Año Nuevo y cuéntenme cómo les fue. LES DESEO UNA FELIZ NAVIDAD Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO :).

ARREGLAR EL CLOSET MENTAL


Cuando se acerca el final  del año a mí me da ” la arregladera”. Me da por arreglar la casa, los escaparates, los negocios, mi vida toda. Y para lograrlo, busco en intenet fórmulas mágicas para hacer más, en menos tiempo; leo libros de recetas saludables en la cocina, en los negocios, en las relaciones; converso con la gente en busca de buenas ideas y hasta reciclo uno que otro concepto.
En esta búsqueda me topé con una frase de Billie Burke, famosa actriz norteamericana, que decía que  después de los 40 uno debía preocuparse más por ser joven que por tener una cara joven.  Me puse a analizar la frase, le eché cabeza y concluí que estoy completamente de acuerdo con ella pues al fin de cuentas ¿ qué nos ganamos con una cara templada y hermosa si tenemos  una  mente vieja y arrugada.?
Mmmm ” mente vieja y arrugada ”  que interesante metáfora… pensé, por supuesto, era MI metáfora. Me puse a meditar un poco sobre el  poder de la mente y las múltiples las teorías que hay,  desde científicas hasta metafísicas,  sobre este tema y todas, absolutamente todas,  están de acuerdo con que lo que pensamos nos define pues es allí, en nuestra mente, en donde empieza todo.  Y aunque la mayoría de las veces somos capaces de generar las ideas más fantásticas, sucede también, que muchas veces albergamos pensamientos limitantes.  El proceso es bien simple: La mente genera un pensamiento y el cuerpo lo recibe como una orden y actúa en consecuencia. Por ejemplo,  no importa si tenemos 20  ó 60 años, si pensamos que somos viejos, vamos a actuar como tales. Si pensamos que somos capaces de hacer algo, así será. Si por el contrario, pensamos que no podemos hacer algo, así será. La mente ordena y el cuerpo obedece sin chistar.

Tenemos el maravilloso regalo  de la vida y es nuestra obligación vivirla de la mejor manera posible. Es nuestra responsabilidad procurar ser felices y creativos y productivos. Creo que una manera de lograrlo es examinando con frecuencia lo que pensamos. Se me ocurre que podemos hacer  lo mismo que cuando arreglamos un closet:   Revisemos nuestros pensamientos y actitudes  para ver cuáles nos quedan estrechos, cuáles están pasados de moda, cuáles nos quedan grandes; cuales nos hacen sentir bien, cuáles nos hacen sentir fabulosos; cuáles nos hacen sentir viejos y cuales nos hacen sentir jóvenes. Luego, botemos a “la basura” los que no sirven, reemplacemos los pasados de moda, abramos espacio para los nuevos y novedosos, remendemos los muy los rotos, y definitivamente, usemos los que nos hacen sentir jóvenes y fabulosos. Estoy segura que si en el 2012 nos “vestimos” con nuestras mejores galas mentales, nos sentiremos muy bien y proyectaremos una imagen renovada que nos traerá grandes beneficios.

  A Ñ O  N U E V O,  P E N S A M I E N T O  N U E V O!!!

 

LA VERDAD ACERCA DE LAS MENTIRAS QUE LES DIJE A MIS HIJAS…


 

Estoy feliz pues mi casa está llena y mi mesa tiene todos los asientos ocupados.  Aquí estamos todos: mi esposo,  mis hijas, mis nietos y mis yernos y eso siempre es motivo de inmensa alegría

Cada vez que nos juntamos, pasamos ratos muy agradables en donde la risa siempre está presente. En esta ocasión hemos tenido tiempo para hablar de lo divino y lo humano, cocinar y compartir, y hasta aquí todo suena maravilloso. Pero cuando mis tres hijas se juntan y prenden el espejo retrovisor las cosas se complican. Verán, como madre he tenido muchos aciertos, no es sino verlas para uno darse cuenta de que quedaron bien criaditas. También he de reconocer que hubo uno que otro desacierto…

Esta vez, el tema  ha sido las mentiras que YO les decía cuando ellas estaban chiquitas. La conversación se desarrolló más o menos así:

-Se acuerdan cuándo mi mamá nos decía que si intentábamos pegarle se nos secaba la mano?- preguntó Lina, la mayorcita.

-Yo me vine a dar cuenta que eso era mentira, -respondió Angie, la de la mitad-  porque un día que mi mamá había pasado por mi cuarto con la temible bolsa negra y se me había “llevado” los zapatos de la Barbie, disimuladamente pasé por su lado y le pegué a la falda y no se me secó la mano!!! Ya tenía yo como 8 años.

-Eso no es nada. me acuerdo como si fuera hoy cuando descubrí que podía meterme a la piscina y nadar en Semana Santa sin convertirme en sirena- dijo Pili, la menor, quien añadió -y estaba muy mayorcita cuando descubrí que le famoso “detector de mentiras” que supuestamente tenía guardado en la repisa del clóset era un tocadiscos viejo.

Sentada en medio de ellas empecé  a reflexionar sobre las mentiras que les dije a mis hijas durante años. Eran las mismas que mi mamá me dijo a mí y estoy segura eran las mismas que sus padres le dijeron a ella.

El tema me llamó la atención y me puse a investigar un poco al respecto y me encontré con  una investigación que fue llevada a cabo por ICM Omnibus entre 1.000 padres del Reino Unido  y encontraron que  8 de cada 10 padres , le dice  “mentiritas blancas” a sus hijos con el fin de convencerlos de hacer o no hacer algo determinado. El estudio también encontró que un  66% de los padres estaban dispuestos a recurrir a una mentira piadosa si todo lo demás había fallado,  y  8 de cada 10 papás dicen haberles mentido a sus hijos con la intención de  protegerlos de una verdad que consideran dolorosa .

Las  mentiras más populares alrededor del mundo son las mentiras que tiene que ver con la existencia de personajes fantasiosos como el Ratón Perez, encargado de recoger los dientes de leche que ponemos bajo la almohada y  dejarnos a  cambio una moneda  de plata; otra muy popular ,  el 48% de lo padres la ha utilizado, es que si comemos espinacas tendremos la fuerza de Popeye el Marino . El 90% de los entrevistados les ha hablado a sus hijos de la existencia de Papá Noel (o niño Dios)  y de cómo este personaje baja por la chimenea cargado de regalos. El 84% de los entrevistados admitió haberle dicho a sus hijos que Papá Noel o el niño Dios o los reyes magos,  sólo le dejan regalos a los niños buenos, que se han manejado bien, han comido sus vegetales e ido a la cama temprano.

Más del 60% de los adultos le ha dicho a sus hijos que estar sentados frente al televisor por mucho tiempo, les pone  los ojos cuadrados. Un  39% admite haberle dicho a sus pequeños que sus partes privadas se caerán si juegan con ellas demasiado;  más del  40% le ha dicho a sus hijos que si comen zanahorias podrán ver en la oscuridad, y por lo menos el 20% de los niños han sido advertidos por sus padres de que la policía los meterá a la carcel si dicen palabras soeces, meten mentiras o pelean con los hermanos.

Lo cierto del caso es que todos, unos más que otros,  hemos utilizado estas mentiras blancas o piadosas con el fin de convencer a nuestros hijos y lograr un determinado comportamiento. Estas mentiras son definidas por el Dr. Sigman como verdades a medias, adornos o mitos  que utilizamos los padres para explicar las respuestas a preguntas difíciles. Al respecto Sigman dice “Los padres no deben sentirse mal por utilizar este recurso puesto que,  en la mayoría de  los casos,  dicen mentiras blancas con buena intención,  para proteger la inocencia  de sus hijos,  para estimular la imaginación de los niños, porque la respuesta a una pregunta es demasiado complicada y  porque estas mentiras blancas son llenas de encanto, de emoción y de aventura para los niños.”

Para concluir, quiero compartirles lo que me preguntó mi hija Ángela cuando la regañé por “mentirosa” pues estaba contándonos unas historias muy inverosimiles acerca de un animal imaginario que ella llamó “guadual femoroso”

¿Cierto mami que si los que escribieron a caperucita roja hubieran sido hijos tuyos, tu no les hubieras dejado inventar ese cuento?

Yo me quedé sin palabras…

Pereira, UNA CIUDAD QUE ME ENCANTA!!!!


Una calle en Pereira. Colombia

Estaba arreglando el cajón de mi nochero y me encontré con algo que escribí hace años acerca de mi ciudad natal y quiero compartirla con ustedes amigas y amigos bloger@s

¿ Qué por qué me  encanta Pereira?

Pues por los mangos de la Plaza, las guayabas de la 18 y las piñas de Cerritos; por el súper kumis, por las almojábanas  y los pandeyucas; por el chontaduro, los chorizos  y las arepas de chócolo

Por mi marido, mis hijas y mis nietos;Por mi papá, mi mamá y mis tías; por los Vallejo, los Marulanda, los Ramírez, y los Álvarez; por los Suárez, los Bernal y los Botero; por los Jaramillo, los Uribe y los Ossa; por los Bedoya, los Marín y los Sepúlveda; por los que nos acompañan y por los que ya se fueron…

Por el raspao,  el café Mariscal y los turrones de la Lucerna; por las guamas, los zapotes y los bananitos bocadillo;  por la lulada, el sorbete de guanábana y la paletas de agua.

Por los picaflores, los turpiales y los barraqueños; por el  el ligre, los osos de anteojos y los armadillos; por las orquídeas  y  las platanillas entre los guadales; por los guayacanes y los urapanes; por la veraneras, el jazmín de olor, y los cafetales.

Por los aguaceros del medio día y por los arreboles que se forman en las tardes; por el vientico de las 5, porque tenemos todos los climas ,en un ratico,  y por el olor a hierba fresca que queda después de que guadañan.

Por los emboladores de la plaza, por el saludo amable de las cajeras y  de los que cuidan los carros; por la tejedoras de seda, las costureras y   las que venden  arepas;  por las sonrisas de gente que no conozco, por el cafecito con la gente que conozco.

Porque puedo ir a dormir la siesta a mi casa, porque consigo de todo, por los domicilios; porque todo queda cerquita, por los costureros de ideas,  por los “pergaminos de matrimonio”.

Por  la laguna del otún y ” el salao”; Por el otún, el alto del nudo y la catedral ; por los murales que pintaron Ana María, Lucy y los niños de las escuelas y colegios; por las esculturas de Carlos Enrique, Arenas Betancur, Nichos y “El negro Mejía”.

Por el festival del bambuco, por el del bolero y por los tangos que se oyen en las esquinas; por las serenatas con  Leónidas o con los “mariachis” criollos . Por Luis Carlos y “La Chúpira” que con sus canciones nos ponen arrozuda el alma; y por la orquesta de los niños no oyentes que le arrancan sonidos al silencio…

Por la UTP, la Andina, la Católica y la Libre. Por Papeles Nacionales, Hilos Cadena y Suzuki;  Por el “Santiago Londoño”, “el Pereira Plaza” y “Los cafés de margarita” ; por la séptima bis, el Lago, y el zoológico; Por El Alcides, el “Antonio Correa” y “La Pajarera”; Por “Unicentro” , “Sanandresito” y”  la Arboleda”;  por el Gran Hotel, el Soratama y el Meliá

Por la arepita con carne, las aborrajadas de plátano, y las empanadas con pique; por los pasteles gloria, el mango biche con sal y “los tiraos”; por
el minisicuí, la chancancarina, y “la chaqueta”. y porque como dijo el poeta Gonzalo Arango:

“PORQUE PEREIRA ES BUENA HASTA PA´ PASAR MALUCO”.

UNA CIBER- ABUELA


Esta mañana muy temprano prendí el computador, me conecté a internet y abrí skype pues tenía una cita en el ciber espacio con mi nieto Matías. Muy cumplido él acudió al encuentro.  Estaba divino con su piyama amarilla. En cuanto me vio me saludó ( creo) y empezó a mostrarme sus juguetes y estuvo “hablando” 3 minutos seguidos. Yo estaba embobada y asentía a todo lo que él decía como si le estuviera entendiendo todo. De pronto se quedó callado. Claro es mi turno-  pensé.  uy y ahora que hago? eso de ser abuela a través de una pantalla no es fácil. Cómo lo entretengo? Será que sí le gusto? Por fin se me ocurrió cantar el payaso pin pin y cuando llegamos a la estrofa de la nariz me acerqué  para hacerle carantoñas y Matty  estiro su manito y  me cogió la nariz….. ahhhh… díganme si no es lo más hermoso del mundo.