Posts Tagged ‘maestras’

UNA MANZANA PARA LA MAESTRA


 

Soy maestra por formación y por vocación  y aunque ya no ejerzo formalmente , sigo enseñando. Hace poco tuve en mi oficia a Alejandro*, un niño de 10 años remitido por mi hija mayor , quien me proporciona la dicha de tener alumnos esporádicos y me da la oportunidad de ayudar aquellos que están presentando alguna dificultad en su aprendizaje.

Pues bien, Alejandro llegó a mi oficina acompañado de su mamá y ambos estaban visiblemente nerviosos. Salí a su encuentro y Alejandro y yo nos acomodamos en el sofá y me puse a conversar con el niño de lo humano y lo divino.  Mi hija me había contado con antelación que el niño no quería entrar al colegio pues tenia dificultades para leer y sus compañeros se burlaban de él, entonces le propuse que “leyéramos juntos” unos poemas escritos por mi, que aunque no tienen ni rima ni métrica si tiene alma.

Alejandro se reía con las sandeces de mis poemas y abría unos ojos enormes cuando leía, una que otra palabra, acerca de las aventuras de Aurora. Y así entre charlas y risas hicimos muchos ejercicios de lectura. Al cabo de un rato , los invité a que pasáramos a mi oficina para “charlar” con ellos y compartir un refrigerio que les tenia preparado.

 

Hablamos de sus temas preferidos,  comimos chocolates y pasamos un buen rato.Le dije lo mucho que había disfrutado compartir con él mis escritos y le enfaticé que era un buen lector pero que si quería ser el mejor, así como en el futbol, necesitaba practicar, practicar y practicar…

para finalizar, les sugerí actividades lúdicas para fomentar la lectura tales como:

  • Disponer de un lugar especial para guardar los libros, puede ser una caja de cartón decorada con dibujos de los personajes favoritos de Alejandro.
  • Comprar comics y revistas de aventuras
  •  Aprovechar la compra de víveres y dictar la lista de los que necesitan y luego pedirle a Alejandro que la lea.
  • Escribir cartas a los abuelos, o a un primo o un amigo.
  • Leer cuentos a sus primos, amigos o hermanos menores
  • Y por ultimo, le sugerí a la mamà de Alejandro que escogieran una hora del día para que se sentaran juntos a leer, pues no hay mejor maestro que el ejemplo.

 Nos despedimos con un abrazo apretado, de esos que te ponen una sonrisa en el alma y acaban con todos los miedos.

Ha pasado una semana y acabo de llegar  a mi oficina y sobre mi escritorio hay 2 manzanas: una roja y otra verde.

Vino a buscarla Alejandro y le dejó las manzanas de regalo, son para usted – informó Cruz Elena, mi secretaria

Sonrío complacida y es que siento un felicidad enorme por mucha razones: una por la gratitud de Alejandro, cualidad muy rara de encontrar por estos días.  otra, porque supe que lo que había hecho, había tenido un impacto positivo en Alejandro y que las semillas sembradas habían caído en terreno abonado. Y como si fuera poco, porque compruebo una vez más, que los niños SI responden al amor, la paciencia , el tiempo que les dedicamos y que actúan de acuerdo a lo esperemos de ellos.

IMG_5482

GRACIAS ALEJANDRO, ESTABAN DELICIOSAS!!

 

 

 

 

*Nombre inventado para proteger la identidad del niño

 

 

 

Anuncios

De la casa al colegio: Ayudando a nuestros pequeños a dar el gran salto


DSC07942

En algunas ciudades , dependiendo del calendario escolar, están próximos a empezar un nuevo año académico. Los niños están felices, entusiasmados pero para los “primerizos” puede ser asustador pues eso implica que ya no van a estar al  lado de la mami, que deben aprender nuevas reglas, comer solos, ir al baño solos. Hay algunas cosas que usted puede hacer para  lograr que esta transición se haga un poco más facil. Lo primero es darle confianza y seguridad y para lograrlo empiece por llevar al niño al colegio o jardín y si se lo permiten, déjelo que juegue en el patio de recreo para que se familiarice con el entorno.

*Jueguen a la escuela,en donde usted  pretende estar en un salón de clase y ser su maestra. Dele papel, crayolas y tijeras  y  realicen ejercicios de pintar, recortar y rasgar.

*Dele instrucciones que contengan 2, 3 y 4 comandos. Por ejemplo:

Corre hasta la ventana y me traes un lápiz.

Ve hasta el armario, quítate la chaqueta y  cuelgala en el gancho rojo.

*Ponga música y bailen

*Enseñele canciones

*Demuestrele como levantar el brazo para llamar la atención de la maestra ( en este caso, es usted)

*Refuerce los buenas maneras: Gracias y por favor . Aprender a escuchar sin interrumpir, aprendaer a esperar ” su turno”

Repasen los colores primarios ( amarillo, azul y rojo) y hagan nuevos colores:

amarillo + azul = verde

amarillo + rojo= naranja

rojo+ azul= morado

Dele a su hijo material para clasificar, para formar conjuntos, para separar.

Pídale que le ayude a encontrar los pares de los calcetines, a separarlos por colores, tamaños.

*Cuéntele todas las cosas buenas que va a tener la oportunidad de hacer como jugar con nuevos amigos, aprender a leer su cuento favorito, aprender a escribir una carta para la abuela,escribir la carta par el niño Dios o Papá Noel.

Una parte dificil del cambio de rutina es el horario pues éste se vuelve mucho más estricto, conviene empezar de 2 a 3 semanas antes de la entrada al jardín, a “cuadrar” los tiempos de comidas, refrigerios, juegos y siesta.

Establezca las 8 pm como hora máxima para estar en la cama. Limite el tiempo para ver televisión o para jugar con el computador

Por último, para ayudarle a expresar sus sentimientos, recorte caras que reflejen las diferentes emociones que puede estar sintiendo por la entrada al jardín por ejemplo : triste, asustado, bravo, sorprendido, curioso, feliz, infeliz, orgulloso. Y déjelo que exprese lo que siente utilizando estas caras. Una vez expresado el sentimiento es más facil para usted tranquilizarlo.
Espero que estas sugerencias le sean útiles y que tengan un feliz”primer dia “

TODO LO QUE NECESITABA APRENDER LO APRENDÍ EN EL JARDÍN DE INFANTES


Kids washing hands.

Image via Wikiped

Quiero rendirle homenaje a los maestros y maestras en especial a mis colegas las maestras de la primera infancia y lo quiero hacer contandoles acerca de  un libro que que leí hace mucho tiempo y  cuyo titulo original en inglés es : “ALL I REALLY NEED TO KNOW I LEARNED IN KINDERGARTEN”  escrito por Robert Fulghum. Esta es su dirección electrónica: www.robertfulghum.com.

En el libro el autor trata muchos temas que invitan a la reflexión pero el que más me impacto fue en el que dice que todo lo que necesitaba para vivir, que hacer y como actuar lo aprendió en el jardín de infantes. La sabiduría no la encontró al graduarse de la universidad sino mas bien en el “arenero”, en el patio de recreo del jardín de niños. Él dice que es allí donde todos aprendimos :

A compartir

A ser justos

A no pegarle a nadie

A volver a poner las cosas en su sitio.

A limpiar tu propio desorden.

A no tomar lo que no es tuyo.

A decir “lo siento” cuando has lastimado a alguien.

A lavarte las manos antes de comer.

A vaciar el inodoro.

Que las galletas calientes y la leche fría son buenas para ti.

A tener equilibrio en nuestras vidas – a aprender un poco y a pensar un poco y a dibujar  y a pintar y a cantar y a bailar y a jugar y a trabajar todo en el mismo dia.

A dormir una siesta todas las tardes.

A ponerle atención a los carros, tomarnos de la mano y  permanecer juntos cuando             salimos a la calle.

A estar atentos para ver las maravillas del mundo que nos rodea. Recordemos esa semillita que sembramos en el vaso de cartón:  las raíces van hacía abajo y la planta hacía arriba y la verdad es que nadie sabe por qué, pero es así.

Que los peces, los hamsters, los ratocitos blancos y hasta la semillita que sembramos en el vaso de cartón, se mueren. Y nosotros también.

Recordemos siempre los libros de  lectura de Dick-and Jane- y la primeras palabras que aprendimos a leer – la palabra más grande de todas –  VER.

Todo lo que necesitamos saber está ahí en alguna parte. La Regla de Oro y el amor y la sanidad básica. ecología y política,  igualdad y a vivir sanamente.

Tomemos cualquiera de los asuntos arriba mencionados y lo extrapolamos a un lenguage de adultos y lo aplicamos luego a nuestra vida diaria o a nuestro trabajo o a nuestro gobierno o a nuestro mundo y siguen siendo una verdades claras y firmes. imagínense como sería de bueno el mundo si todos comiéramos galletas con leche  a las 3 de la tarde y luego nos acostaramos con nuestra cobijita a dormir un siesta. O si todos los gobiernos tuvieran la política de siempre volver a poner las cosas donde las encontraron y de limpiar su propio desorden.