Homenaje a mis Maestros


una flor para mis maestros
               una flor para mis maestros

Ayer se celebró el día internacional del maestro y quiero rendirle homenaje a esos hombres y mujeres maravillosos que tocaron mi vida de taantas formas. Creo que las enseñanzas más importantes las recibí  de Doña Cecilia, mi profesora de pre escolar, ella me dio las bases sobre ecología y sanidad básica: me enseñó a lavarme las manos antes de comer, a vaciar el inodoro y a cerrar la llave mientras me lavaba los dientes. Con ella aprendí que tengo que volver a poner las cosas en su lugar, y que si hago un reguero lo debo limpiar. En pre escolar también aprendí que lo esencial para tener unas buenas relaciones era ( y es): respetar turnos, compartir lo mucho o poquito que tuviera, no pegarle a nadie, no gritar, y a ayudarle a los demás; aprendí también que no puedo tomar lo que no es mío y que tengo que devolver lo que me prestan, pues eso y las mentiras, son faltas graves contra la confianza.

Fue Felicita la que me introdujo a la poesía y con ella aprendí a cantar ¨la Ruana¨. Ella también me enseñó a amar a mi bandera, a respetar nuestros símbolos patrios y cantar el himno nacional con la mano en el corazón.

Me enseñaron que las leyes de la naturaleza son inmodificables y que hay cosas que son así y punto, por ejemplo: No importa cómo sembremos un frijol, las raíces siempre saldrán para abajo y el tallo para arriba.

Ya mas grande, Doña Alicia me enseñó que debo ser impecable con mis palabras, y que una palabra sacada de contexto puede dar lugar a equivocaciones. Con Toño aprendí que tanto en química como en la vida, hay alianzas que se deben evitar pues generan reacciones explosivas.

Sobre Política me enseñó Doña Consuelo. Me enseñó que teníamos que tener raíces antes de tener alas, que las oportunidades que teníamos hoy, se convertían en compromisos; aprendí que mis opiniones eran tan importantes y valiosas como las de los demás, que los deseos de las mayorías se imponían sobre los de las minorías, que los valores no tenían partido y que las normas, leyes y, justicia eran para todos.

Con el ejemplo de mis maestras aprendí que las mujeres tenemos un mundo por descubrir, que ser profesionales es una opción, que podemos intervenir en los asuntos de la ciudad y del mundo, que nosotras buscamos las oportunidades y que el límite también lo ponemos nosotras.

De Lillyan  aprendí que ser maestro es la profesión más maravillosa del mundo pues tenemos la oportunidad de moldear el futuro, Y aprendí que no siempre es mejor multiplicar que dividir y que sumar no siempre es ganar.

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS!

Publicado por Olga Lucía Vélez Sierra

Soy Orientadora Familar, Licenciada en Montessori y he trabajado con niños y niñas durante toda mi vida profesional. Me encanta cocinar, leer, escribir, admirar lo bello del mundo y compartir todo lo anterior.

4 comentarios sobre “Homenaje a mis Maestros

  1. HOLA OLGA LUCIA, que relato más hermoso. Lo cotidiano y sencillo que aprendimos en la niñez, lo convertiste en uno de los relatos más hermosos que he leído. Realmente eres un ser muy especial, solamente una mente dotada de sencillez, inteligencia y un don divino, puede expresar situaciones humanas con tanta calidez y sabiduría.
    Con cariño.
    BLANCA LIBIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: