UNA MANZANA PARA LA MAESTRA


Soy maestra por formación y por vocación  y aunque ya no ejerzo formalmente , sigo enseñando. Hace poco tuve en mi oficia a Alejandro*, un niño de 10 años remitido por mi hija mayor , quien me proporciona la dicha de tener alumnos esporádicos y me da la oportunidad de ayudar aquellos que están presentando algunaSigue leyendo “UNA MANZANA PARA LA MAESTRA”